Producen plantines hortícolas con sustrato de lana de oveja

Fecha de grabación: 
Jueves, Octubre 25, 2018
Spot

La innovación fue implementada por técnicos de INTA Esquel, en Chubut, quienes utilizaron la lana que se descarta de la esquila como sustrato para elaborar plantines hortícolas, con buenos resultados de crecimiento a campo.
Durante las pruebas, los técnicos descubrieron que algunas lanas tienen cierta cantidad de sales que resultan nocivas para la germinación, pero un lavado previo soluciona esta dificultad y permite poner a punto la lana con la que deben rellenarse las celdas de la bandeja en donde se producen los plantines.
“Con un bollito en cada una de las celdas es suficiente para que la semilla brote y se forme el plantín”, aseguró Eduardo Miserendino, del INTA en Esquel y afirmó que “las características físicoquímicas de la lana de oveja, la convierten en un material liviano y apto para la retención de agua y aire, condiciones que propician la realización de los plantines hortícolas en bandejas de cultivo.”


Recomendaciones del INTA para la producción de miel en áreas periurbanas
La Argentina se destaca entre los primeros tres países productores de miel a escala mundial. Por su calidad es un producto muy buscado en el exterior, tanto que el 90 % de la producción se exporta casi en su totalidad a granel.
Un informe del INTA especificó que en la provincia de Buenos Aires se produce el 75 % de la miel de la Argentina.
Alejandro Taladriz, del INTA Avellaneda, en Buenos Aires explicó que “debido a la densidad poblacional del Área Metropolitana de Buenos Aires es necesario tomar una serie de recaudos para un manejo adecuado de la producción de miel”.
Entre las recomendaciones de manejo urbano, Taladriz hizo hincapié en “contar con abejas de una mansedumbre demostrada; trabajar en determinadas horas; tener agua potable siempre disponible, para que las abejas no la busquen en viviendas cercanas; poner barreras físicas para limitar su vuelo y tener un número controlado de colmenas”.