Científicos argentinos trabajan en productos biológicos contra el coronavirus

Un equipo de investigadores de INTA, del Instituto de Ciencia y Tecnología "Doctor Cesar Milstein" y de la Universidad Nacional de Buenos Aires, avanzan en productos derivados de llamas y de la yema de huevo de gallinas para el diagnóstico y el tratamiento preventivo y terapéutico del COVID-19.
El proyecto es financiado por la Agencia de Promoción de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación y cuenta con el apoyo del Instituto Nacional para la Salud de los Estados Unidos.
Viviana Parreño, del Instituto de Virología del INTA, en Castelar, Buenos Aires, confirmó que se viene trabajando, desde 2005, en una línea de investigación en nanobodies, unas moléculas muy pequeñas que poseen camellos, llamas, alpacas, vicuñas y guanacos.
Estas moléculas son anticuerpos que pueden reconocer virus y neutralizarlos, como se hizo con el coronavirus bovino.

Mendoza tiene un 70 por ciento menos de brucelosis en cabras
El resultado es producto de un programa de control de la brucelosis que, durante 10 años, implementaron el gobierno de Mendoza y el INTA.
El programa consistió en una vacunación sistemática de animales que contó con la aprobación y apoyo del Senasa.
Como resultado, se redujo la prevalencia de la enfermedad en el stock de la provincia, donde alcanza altos niveles endémicos.
“El plan no solo logró una reducción de la prevalencia cercana al 70 % en el stock caprino provincial, sino que esto se vio reflejado en una reducción significativa de brucelosis en humanos”, destacó Carlos Robles, investigador de INTA Bariloche, en Río Negro, quien participó en el diseño de la estrategia del programa.