Estudiantes de arte intervinieron 50 cisternas de cosecha de agua en el norte de Santiago del Estero

Fue en el marco del proyecto Pintura al Agua, que el Fondo Nacional de las Artes financió al colectivo cultural Chicho.
Las cisternas forman parte del trabajo que el INTA y el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación llevan adelante con familias campesinas para la autoconstrucción de tecnología para el acceso al agua, a través del programa ProHuerta.
Las cisternas intervenidas artísticamente están ubicadas en el paraje rural Piruaj, en San José del Boquerón, y permitieron al INTA, el monitoreo del proyecto y una manera alternativa de visibilizar la problemática al pintar en los artefactos motivos vinculados a los diferentes derechos campesinos.
La iniciativa reunió a estudiantes y docentes de 6 universidades y facultades públicas de arte del país como las de Rosario, La Plata, Santiago del Estero, Salta y Tucumán y la UNA, Universidad Nacional de Arte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quienes convivieron durante 3 días con las familias campesinas y consensuaron y produjeron las obras artísticas en las cisternas de cosecha de agua de lluvia.
Juan Pablo Martin, docente de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, en Buenos Aires, resaltó que la experiencia permitió a los estudiantes vincularse con problemáticas que no son habituales para ellos.
De la actividad participaron técnicos de INTA y la parroquia San José de las Petacas, desde donde se viene acompañando las obras de agua.
Santos Romero, productor familiar del paraje Piruaj destacó el hecho inédito de contar con pintores en sus hogares, y de producir con ellos una obra de arte en sus propias casas. 
Por su parte, Griselda Ramírez, también productora campesina, destacó que la actividad permitió visibilizar con otras personas la problemática del acceso al agua.