Instalan un túnel de viento para evaluar la erosión eólica

En Santa Cruz, un equipo de investigadores del INTA puso en funcionamiento una tecnología  portátil que permite calcular cuánto suelo superficial remueve y transporta el viento.
Se trata de un motor conectado a una hélice que genera una corriente de viento, con una velocidad y duración que puede ser controlada por los investigadores a partir de sensores.
La tecnología permitirá obtener información para orientar el manejo ganadero y saber que sedimentos, nutrientes y materia orgánica se pierden o ganan con el viento.
Gabriel Oliva, especialista en manejo de suelos del INTA Santa Cruz, aseguró que el túnel del viento “puede ser trasladado para realizar simulaciones de viento a campo en condiciones naturales y controlar la intensidad y duración del viento para conocer el proceso erosivo en pastizales naturales”.

Los efluentes porcinos pueden nutrir el suelo
Investigadores de INTA Córdoba afirman que el aporte de materia orgánica y nutrientes de origen animal pueden potenciar los rendimientos de los cultivos.
De esta manera efluentes y residuos sólidos, resultan una estrategia válida para enfrentar el deterioro de suelos que, por ejemplo, en el caso de la Patagonia, tienen una perdida entre el 30 y el 50 % de materia orgánica.
“El uso de efluentes porcinos como fertilizante permite aumentar la producción de los cultivos y contribuye a generar un sistema sustentable, dado que mejora las condiciones químicas, físicas y biológicas de los suelos”, detalló Nicolás Sosa del INTA Manfredi, en Córdoba.
“Es importante e indispensable conocer la calidad del subproducto utilizado, para prevenir potenciales daños al suelo, además de monitorear periódicamente el sodio y las propiedades físicas del suelo”, afirmó el investigador, quien aseguró que  “una aplicación controlada reducirá las desagradables emisiones de olores, disminuirá la emisión de amoníaco y de gases con efecto invernadero, mejorará la calidad del aire y, por lo tanto, la aceptación social de este tipo de prácticas”.