Se producen microtúneles de mimbre para la producción de verduras

Los realiza el  INTA Avellaneda, en Buenos Aires, junto a productores familiares de la costa de Sarandí.
Los microtúneles o túneles bajos son una opción de los sistemas de producción bajo cubierta de hortalizas y verduras, en la temporada otoño-invierno.
Su baja altura resiste mejor a los vientos, se adaptan a lugares abiertos, permiten afrontar inclemencias climáticas y ayudan al desarrollo de espacios verdes en las ciudades.
Para Marcelo Miranda de INTA,  los microtúneles de mimbre son una alternativa a los invernáculos que son más onerosos, “porque sus estructuras son de hierro y necesitan de mayor espacio”.

Aprovechan el descarte de girasol para producir hongos y biofertilizantes
Investigadores del INTA y del Conicet reutilizan la cáscara de girasol que generan las aceiteras de la zona de Bahía Blanca, en Buenos Aires, como compostaje para el cultivo de hongos de especialidad. 
Además, el sustrato degradado por los hongos es transformado  en biofertilizante, recomendado para la fertilización en horticultura.
El informe de INTA y Conicet asegura que de cada 100 unidades de semillas de girasol, una aceitera genera 10 unidades de cáscara de girasol, 42 unidades de aceite y 46 para forraje. 
Luciano Orden, del INTA Hilario Ascasubi , en  Buenos Aires, destacó  que los residuos agroindustriales pueden ser utilizados como materia prima para la generación de productos con valor agregado, entre los que se destacan la generación de bioenergía,la  alimentación animal o los biofertilizantes.