Utilizan el carbono del suelo para identificar plantas amenazadas

Se trata de un trabajo realizado por un equipo internacional de investigadores, liderado por el INTA Santa Cruz.
El uso del carbono logró trazar un mapa con la ubicación de áreas de la provincia patagónica que ayudarían a la conservación de especies vegetales en peligro de extinción. 
Algunas de esas especies tienen un potencial que es investigado para tratamientos de enfermedades en personas.
El trabajo significó 15 años de estudios sobre los bosques nativos, los pastizales, los matorrales y los humedales en todo el territorio de Santa Cruz.
Según Pablo Peri, del INTA Santa Cruz y de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral  – CONICET “dar prioridad a los sitios con altas reservas de carbono en el suelo, en un proceso de planificación de la conservación, ayudaría para asegurar que los innumerables servicios que brindan los ecosistemas y el carbono del suelo, estén protegidos”.

Creció casi un 800 por ciento la venta de semillas de eucalipto para papel
La venta de semilla mejorada de eucalyptus dunnii aumentó de 4,5 kilos en 2015 a 35,7 kilos en 2018, lo que es equivalente a 19 millones de plantines. 
El incremento de la demanda refleja la incorporación de genética mejorada por el INTA y la exportación a países de la región.
Desde 2016, el Instituto de Recursos Biológicos del INTA, en Castelar, Buenos Aires, y la empresa de Innovaciones Tecnológicas Agropecuarias, INTEA Sociedad Anónima, abrieron un punto de producción y venta de semillas mejoradas de diferentes especies de eucaliptos templados.
Entre 2017 y 2018 se comercializaron semillas a empresas y viveros de distintas provincias de nuestro país y de Uruguay, que reconocen el alto valor de la genética de INTA.